22 años de historia

Es viernes por la noche. Mi móvil dice que fuera hace 2º. Dentro el termostato marca 21º pero acabo de quedarme helada. He terminado de ver el último episodio de la serie documental sobre ETA que está emitiendo Movistar, referente a Miguel Angel Blanco. Los dos capítulos que había visto hasta ahora me habían enseñado otro punto de vista del terrorismo de ETA, como el perdón de las víctimas y la integridad de los que no aceptaron la extorsión y acabaron siendo asesinados. Pero este tercer capítulo es impactante. Clase de Criminología en la universidad y apenas unos pocos saben quién fue Miguel Angel Blanco. “Uno que secuestraron mucho tiempo”. Ese fue Ortega Lara, querida. A Miguel Angel Blanco lo secuestraron 48 horas antes de matarlo. Yo tenía 13 años. Entonces no había internet, la fuente de noticias de última hora eran la tele y la radio, donde aquellos días emitían constantemente informativos y manifestaciones. Probablemente me choque que estos chicos (y chicas) no sepan quién era Miguel Angel Blanco porque es contemporáneo a mí. Sin embargo, me sorprende que lo que sucedió esos días no se estudie en los libros de historia, teniendo en cuenta que el terrorismo fue el gran problema de España y tuvo una solución aparentemente razonable. Además porque el terrorismo ha estado muy ligado a nuestra historia reciente, debería estudiarse al igual que las guerras, su contexto, origen, causas y consecuencias, así como el impacto positivo que probablemente haya tenido en este caso la actitud de las víctimas en el resultado final, la concordia.

Me llama la atención la foto en Guernica de algunos asesinados por ETA, ¿os imagináis que los estudiantes de Criminología no supieran en qué contexto se pintó el Guernica? En mi opinión, la muerte, perdón, el asesinato de Miguel Angel Blanco, debería servir, al igual que el Guernica, para que esas atrocidades no vuelvan a suceder. Es por ello necesario entender el contexto, las causas y las consecuencias de cada hecho para evitar a tiempo provocaciones imprudentes que puedan llevar a repetir hechos parecidos que ya debemos tener aprendidos. Es peligroso olvidar y es peligroso sesgar, en estos tiempos en los que, precisamente, el nacionalismo de todos los espectros está tan de moda.

Me ha llamado la atención también algo que desconocía. El padre de Miguel Angel Blanco, un hombre sencillo, se enteró del secuestro de su hijo en la puerta de su casa de boca de una periodista cuando llegaba a casa en su furgoneta. Y yo tampoco sabía que Miguel Angel Blanco hablaba sin miedo en una época en la que lo normal era agradar a los malos y no dejarles en evidencia para evitar entrar en su lista negra. Pero el mundo avanza gracias a los valientes (y las valientes) que se atreven a ir contracorriente. ¡Gracias!

Las manifestaciones de julio de 1997 unieron a los españoles como lo hizo el Mundial en 2010, perdonadme la comparativa pero jamás he visto a todo el mundo tan unido como en esos días. No hubo diferentes bandos en el lado de los buenos. Sólo había dos papeles en la historia y estaba claro qué papel tenía cada uno. La sociedad se unió en lo más importante, los valores para diferenciar el bien y el mal. Tal vez era fácil verlo al estar hablando de la vida de un joven de 29 años. Por eso es tan importante estudiar la historia. En este caso, la gravedad del asunto dejaba claro quienes eran los buenos. El problema es que en otras ocasiones no se trata de buenos ni malos sino de lo malo o lo menos malo o simplemente lo óptimo.

Por eso, leamos diferentes fuentes y no nos quedemos en lo básico o en lo que estamos de acuerdo. Ahora lo tenemos fácil con internet. Sabemos hacerlo y no tenemos excusa. Hemos comprobado que podemos evitar la división en la calle por temas que a todos nos afectan. Pongamos interés y conciencia. Entendamos, como dije antes, contextos, entornos, causas y consecuencias. No nos quedemos sólo en lo que ya creemos saber. Leamos incluso lo que no nos gusta y hagamos uso de esa porción de empatía que nos corresponde por ser seres humanos. Que la historia nos sirva para aprender, especialmente la historia reciente del siglo XX.

Natalidad, emprendimiento y algo de magia

La física, un dios, los aliens o quienquiera que fuera, quiso que sólo las hembras tuvieran en su interior la magia necesaria para generar vida de su misma especie. Es curioso que históricamente, hablar del “sexo débil” hacía referencia a las mujeres cuando en realidad somos el sexo fuerte, precisamente por esa capacidad intrínseca y exclusiva de albergar vida humana en nuestro interior. Existen mujeres y hombres fuertes y débiles; las personas somos fuertes y débiles según nuestra condición. Pero es evidente que hay que ser muy fuerte para llevar dos vidas a cuestas y seguir pisando el suelo sin que el mundo se pare. Es nuestra propia naturaleza, es esa magia que llevamos dentro la que nos hace ser más firmes, más valientes, más completas…

La maternidad es una realidad biológica y no es transferible. No existe la opción de decidir qué miembro de la pareja se embaraza. Sólo las parejas homosexuales femeninas tienen la opción de tomar esta decisión. En un contexto heterosexual que es el más frecuente, las parejas deciden si tener o no hijos pero no quien ha de afrontar los cambios físicos y hormonales simultáneos y posteriores que supone un embarazo. Sí existe sin embargo, la posibilidad de decidir si la mujer se compromete o no a seguir las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud sobre la lactancia materna. La propuesta de Ley habla de las “actuales facilidades para conservar la leche” pero no sé si esta opción es factible para todas las tomas que necesita un recién nacido, así que de cara a facilitar la lactancia, estamos como antes.

Conflictos con final feliz no es que dejen de existir conflictos

Voy a escribir estas letras por dos motivos. Uno es que no quiero olvidarme de todo lo que he aprendido hoy en un curso de resolución de conflictos. Otro es que me sentiría satisfecha si tan solo una persona aprendiera algo con lo que voy a contar. Ese es, en definitiva, el fin último de este blog.

Empecemos por el principio; los conflictos son positivos porque en caso de ser funcionales, con un origen práctico, ponen de manifiesto una situación en la que hay algo que resolver o mejorar. Por el contrario, si se trata de un conflicto irracional de esos que a veces nos inventamos por aburrimiento inconsciente, lo mejor es ignorarlo para no caer en situaciones disparatadas. ¿Para qué gastar energía en resolver un conflicto que no va a resolver ni mejorar nada? No voy a negarlo. En ocasiones, generar un debate al más puro estilo Miss Controversias, me ha llevado a un conflicto absurdo del que me ha costado salir airosa sin “odiadores” o haters que no piensan como yo.

¿Talar árboles para evitar incendios?

Veo consternada las imágenes del incendio forestal de Portugal. Tal vez porque pienso que podría ser yo misma o mi familia quien yendo de un pueblo a otro una tarde de sábado, nos viéramos atrapados en alguna de las carreteras que cursan entre los pinares de nuestra comarca…

… Así comencé a escribir hace unos días un artículo sobre la extinción de incendios forestales. Ayer, mi padre me comentaba que ese era un buen tema para este blog de temas controvertidos y que debería terminarlo. Por desgracia, hoy nos hemos despertado con la noticia de que estaban desalojando Mazagón, un pueblo al que por circunstancias personales recuerdo con mucho cariño.

familiados.com, economía colaborativa con la dependencia

El día a día de la dependencia

Sólo quienes comparten techo con una persona dependiente, saben de verdad lo que significa esta palabra. Detalles que no se conocen de visita, ni en una llamada de teléfono, ni siquiera en una consulta médica. Detalles que hacen la vida difícil, dura y muchas veces triste. A todas las dificultades que supone convivir con una persona dependiente, hay que añadirle los juicios de valor de la sociedad, es decir, aquellos que piensan que todo lo que hay es lo que ven en sus 5 minutos de visita.

La microeconomía del ocio

Hoy he tenido un día en el que iba a haber hecho mil cosas que me han ido fallando una detrás de otra, la última porque la he decidido yo. Una invitación para un estreno de cine no disponible, una visita de un amigo que finalmente no está en Madrid, un concierto con entradas agotadas y una amiga a la que no he visto porque he decidido que tenía escribir. De repente he entrado en mi momento blogger-inspiración pero… ¿Qué es lo que me ha hecho inspirarme hoy? La gestión de las expectativas.

Helicopter Money, cuando el dinero sí cae del cielo

Como cada mañana, salí de casa para recorrer andando los 2km que distan a mi trabajo. Siempre somos los mismos, ¡y que nadie falte! El señor con un punto de locura que nos dice a todos buenos días, la chica corriendo, la mamá de la mano de un niño, el camión del supermercado, el frutero abriendo la tienda, la pareja de recién jubilados que salen juntos a pasear y todos los coches que van y vienen a un lado y a otro de la calle.

Azúcar de Castilla negociado en Manhattan

Hace unas semanas compré un Kg de azúcar blanco por 60 céntimos de euro. Me llamó la atención que por primera vez en muchos años, el precio del azúcar no oscilara alrededor de los 90 céntimos, un producto cuya característica principal era la estabilidad del precio y la escasez de marcas ofertadas.