Las matemáticas en el desarrollo económico actual

¿Recuerdas a tus profesores de matemáticas en secundaria? ¿Te explicaron alguna vez los usos reales y prácticos de todas esas fórmulas, sumatorios, exponentes y todos esos símbolos que se utilizan entre una combinación de números y letras?

Ayer, en una conferencia sobre el futuro del mercado laboral, recordé que no fue hasta la universidad donde me enteré para qué servían las matemáticas. De haberlo sabido antes, tal vez hubiese optado por una carrera más científica que Administración de Empresas, donde las matemáticas no son más que una herramienta básica para entender la optimización del coste-beneficio y para hacer sencillos análisis de datos.

¿Tan difícil es explicar la utilidad real de sumas de letras envueltas en unos símbolos raros, letras arriba, números abajo y a la izquierda y a la derecha? ¿Tan difícil es hacer entender que las matemáticas son el lenguaje del universo y pueden explicarlo todo? ¿Tan difícil es explicar que la filosofía es una extensión de las matemáticas y no son polos opuestos como nos hace ver el sistema educativo? ¿Tan difícil es hacer entender que las matemáticas sirven para procesar información y es esta información convertida en conocimiento la que hace avanzar a la sociedad?
La optimización de los costes de un sistema productivo, el crecimiento de una semilla, los fallos en la fabricación de una bombilla, la generación de intereses de una cuenta corriente, los metros de cable que serán necesarios en la construcción de una casa, etc. son utilidades reales de esas matemáticas que pensamos que no sirven para nada.

Pero antes de todo esto, las matemáticas enseñan a pensar, a relacionar y a tener una representación lógica de la realidad. Como decía Galileo, “El gran libro de la naturaleza está escrito con símbolos matemáticos”. Por lo tanto, si las organizaciones quieren tomar decisiones en base a la natural

eza de las cosas, tienen ahora a través del Big Data, una gran fuente de información para el análisis de datos y una gran oportunidad de tomar decisiones en base a la naturaleza del comportamiento de todos los que intervienen en su actividad.

Las matemáticas son la ciencia de moda en nuestro tiempo. Los datos generados por la digitalización suponen un aumento de la demanda de analistas de información en todos los sectores. A través de modelos matemáticos que filtran e interpretan los datos, se conoce la realidad para la puesta en marcha de nuevos productos y servicios y la toma de mejores decisiones. Estos modelos correlacionan las diferentes capas de información respecto a un objetivo o problema que resolver. Se trata de utilizar las matemáticas como una herramienta para visualizar cosas que hasta ahora eran invisibles, es decir, como un microscopio en el que ver como se mueven entes abstractos y se convierten en información fácil de interpretar.

Vivimos en un sistema económico formado por otros subsistemas. Todos estos sistemas están formados por elementos cuyas conexiones entre los diferentes sistemas tienen a su vez un efecto multiplicador. Sí, es un lio pero el universo es un conjunto de sistemas interrelacionados y las matemáticas sirven para explicar esas conexiones sistemáticas universales.

Pero la verdadera utilidad de las matemáticas es la que se aplica a otras disciplinas y sirve para representar e interpretar esos sistemas y responder a la pregunta esencial ¿qué hay en los datos generados por esos sistemas como los económicos? Análisis de tendencias, volúmenes, patrones de comportamiento… todo esto puede ser explicado con las herramientas que nos ofrecen las matemáticas.

Las habilidades desarrolladas en los estudios de matemáticas proporcionan la capacidad de pensar de una forma crítica, sistemática y creativa de forma que se resuelvan predicciones e ideas sobre el comportamiento de la naturaleza. La curiosidad que se despierta al deducir una explicación a un hecho, es la que nos mueve a resolver nuevas incógnitas y ahora, a través de los grandes lagos de datos y con el desarrollo de nuevos software de análisis, su utilidad es una gran demanda por todos los sectores económicos. En España, por ejemplo, el sector agroalimentario tiene una importante demanda de estos profesionales debido a su complejidad y al gran impacto que tiene el sector en nuestra economía.

Las matemáticas por si mismas vistas desde un punto de vista teórico no nos aportan conocimiento pero sí entrenan el cerebro para resolver problemas. Su función no es sólo calcular sino enseñarnos a pensar y a formular las preguntas adecuadas. Si además las aplicamos a cualquier otra ciencia, nos ayudan a describir la realidad que nos rodea, a avanzar como sociedad y a tomar mejores decisiones dentro y fuera del ámbito empresarial.

Artículo original publicado por Miss Controversias en www.ibercampus.es

One thought on “Las matemáticas en el desarrollo económico actual”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *